Mayo 2016 - V Carrera Pico Zapatero




Y hacia mitad de año, en Mayo, afronté lo que sería mi primer gran reto en las carreras de montaña, la Subida a Pico Zapatero en Ávila (Sotalbo), de la foto de arriba el de la derecha, eso sí, sin nieve je.

Me enfrentaba a una carrera más larga de lo habitual respecto a lo que estaba haciendo hasta la fecha, eran 21 kms con algo más de 1.200 de desnivel positivo, sin duda asustaba, era mi distancia más larga y con mayor altura, pero estaba dispuesto a conseguirlo, más si cabe, porque llegada la fecha de la carrera ya lo había hecho, hice el entreno que preparó la organización de la carrera con la misma ruta que había que seguir, por lo que se podría decir que iba sobre seguro, aunque el entreno fue muy tranquilito.

El perfil es bastante típico en este tipo de carreras, todo p'arriba hasta la mitad de recorrido y luego todo p'abajo hasta meta, aunque al final se encontraba una pequeña piedra en el camino en forma de castillo, y algo que aprendí, cualquier cuesta por pequeña que sea al final de una carrera se hace interminable.

La carrera es una pasada, el entorno, la vegetación, todo el camino, el cortafuegos previo a la cumbre, la cumbre en sí, donde hay una buena parte de trepada constante hasta llegar al mojón (no es un vértice geodésico como tal, pero me gusta más), antes de llegar a la cumbre uno se acuerda de la nube de moscas/mosquitos que hay en algún recoveco entre piedra y piedra. luego una bajada vertiginosa hasta llegar a la pista para terminar de recorrer los últimos kilómetros antes de llegar al Castillo, para bajar a meta.

La organización fue bestial, muchos voluntarios, muy buenos avituallamientos, gran ambiente, es algo que me encontraré a futuro en la mayoría de las carreras, sobre todo las que se hacen fuera de Madrid, nada que ver con las de running, os lo aseguro...

Y mis sensaciones, mi primera gran carrera, mi primer gran reto, pues sí, puedo decir que finalicé a duras penas, que tardé casi cuatro horas, mucho más de lo previsto, que largo se me hizo, sobre todo desde que comenzó la bajada, y que tardé en recuperarme más de 2 horas, llegué muy mal a meta, en el análisis posterior que hice saque como conclusión que la digestión que había hecho durante la carrera de lo que comí en los avituallamientos no fue la mejor, y eso me hizo pararme repetidas veces incluso en las bajadas por agotamiento físico, algo que no me ocurrió en el entrenamiento que hice un par de semanas antes, donde apenas comí, y de aquí saqué otra gran lección, la comida y su planificación en función de las capacidades de cada uno.

Salí a correr con algunos geles, frutos secos, agua, y pensando en los avituallamientos, la realidad, comí demasiado y sin planificación ninguna, con el tiempo me daré cuenta de que los plátanos en carrera no acaban de sentarme bien, y eso que es una de las frutas que más como a diario.

De esta carrera saqué precisamente eso, la necesidad de planificar la ingesta de alimentos, sales, agua, etc., donde vi que hay dos grupos de corredores, los que salen a competir y terminarán en un tiempo más que prudencial y que les vale exclusivamente con los avituallamientos para no tener que llevar nada de nada con ellos, y los que estamos en el pelotón, como yo, que tenemos que llevarnos todo con nosotros porque tardaremos bastante más y no podemos confiar solo en los avituallamientos, que pasarán a ser un complemento de urgencia en mi caso, y la verdad, estoy aplicándolo desde entonces y me va muy bien, ya no me ha vuelto a pasar lo mismo.

Por cierto, otra cosa que aprendí en el entreno es, aunque parezca mentira, a atarme las zapatillas, durante el entreno me paré cientos de veces a atarlas porque constantemente se desataban, en la carrera no me ocurrió, vi como utilizar el último ojal de las zapatillas que nunca usaba, posteriormente me daré cuenta que no me venía bien utilizarlo, me causó una lesión en el tibial anterior de la que todavía me resiento de vez en cuando, procediendo a atarme las zapatillas de otra forma que me inventé yo mismo pero eficiente para mi caso, lo dicho, puedes ver que hacen otros, como se hacen las cosas, pero al final, de todo lo que ves y escuchas tienes que aplicártelo a tu caso, y no hay dos casos iguales.

Y como no, cuando llegué a meta (muy contento a pesar de la experiencia) me dije que una y no más, hasta aquí hemos llegado, pues bien, el día siguiente ya estaba pensando en vivir de nuevo la siguiente Carrera a Pico Zapatero (prevista para el 4 de Junio de 2017) para resarcirme de esta mala experiencia y conseguir correrla de forma correcta, y claro está, volver a disfrutar de ese entorno maravilloso a más de 2.000 metros je.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Marzo 2017 - Tres Valles La Alberca

2017 Junio - VI Carrera Pico Zapatero

Septiembre 2016 - V Carrera Solidaria Ávila

2017 Julio - Entreno Peñalara (con David López Castán)

2017 Mayo - Media Maratón de Santoña

2017 Julio - Entreno Desafio Cantabria

2017 Mayo - Andromeda Trail

2017 Octubre - Maratón de Burgos (El primero)

Abril 2017 - Entreno El Cainejín

2016. Los inicios con Madrid Tactika Trail